Capital relacional, el gran valor sin cuantificar

Capital relacional, el gran valor sin cuantificar

En un mundo totalmente globalizado, las organizaciones que se plantean sobrevivir en un esquema competitivo, diferencial y eficiente han de hacer énfasis en la gestión del capital relacional,, cuidando el que ya tienen o creando y fomentando su valor. Obviamente, al final de todo proceso en  que interviene el capital relacional se encuentra el intangible de capital humano: nuestros clientes, proveedores,, socios o inversores. Se trata de las personas.

Son las relaciones con los clientes, empleados, inversores, proveedores etc. las que sostienen, impulsan y facilitan la actividad de la organización, o en el extremo contrario, merman su capacidad en las pérdidas de su “red” de valor.

En muchas organizaciones dicha tarea de gestión, lógicamente ,está fragmentada entre el departamento de relaciones laborales, el departamento de relaciones institucionales,  el departamento de comunicación y  atención al cliente, y el departamento de responsabilidad corporativa…

Se requiere incorporar como elemento estratégico simultáneo una entidad superior que supervise y coordine de forma integral la gestión de la riqueza potencial del capital relacional.Dicha gestión ha de pasar por un proceso de identificación de las partes implicadas, de las partes interesadas y de los grupos estratégicos de interés. Medir es indispensable para poder corregir y mejorar. Crear pautas y protocolos de comportamiento es básico para alinear que el capital relacional juegue a favor de la organización.

En un mercado cada vez más “responsociabilizado” la reputación corporativa es inherentemente inestable, y la organización ha de gestionar que el centro reputacional se mantenga en los márgenes previstos y en un equilibrio dinámico perfecto, en un equilibrio sostenible.

Con la contabilidad simultánea y la valoración del capital relacional se pueden hallar fuentes eficientes de alta mejora competitiva con inversiones muy bajas en intervenciones que identifiquen , normalicen y mejoren las relaciones comportamentales de los grupos de interés.

Esteban Sitges

Leave a Reply